Home // Blog // 08.06.2946 / KAIZEN: CLÁUSULA DE EXCLUSIÓN BÉLICA

INICIO DE LA TRANSMISIÓN:


Bienvenidos a Kaizen, vuestra guía a través del punto de salto hacia la solvencia financiera. Soy vuestro anfitrión, Aaron Schere. La primera mitad del programa de hoy dirige su ojo fiscal hacia los seguros. Con tantas cosas en estado de transición por toda la UEE, debido sobre todo a la guerra en curso contra los vanduul, el panorama industrial está experimentando cambios que deberíais conocer.

Los rendimientos anteriores no son indicativos de futuros resultados. Aaron Schere, Kaizen y Farnes Media Partners no garantizan ningún resultado o beneficio específico. Antes de actuar basándose en información proporcionada por este programa, le recomendamos encarecidamente que consulte a su propio asesor financiero o de inversiones.

Empecemos con el sistema Stanton. La compañía de seguros de naves ProtLife, una subsidiaria de la mismísima MicroTech de Stanton, ha puesto en marcha un nuevo servicio para sus clientes que hayan visto como su nave es robada o destruida, y que ahora pueden, pagando una cuota, acelerar el proceso normal de reemplazo.
Los primeros informes indican que los clientes están respondiendo bien a este servicio, sobre todo aquellos que son propietarios de una sola nave o transportistas. La situación económica de estos dos grupos de interés puede verse afectada adversamente por los retrasos y burocracia que acompañan la mayoría de reclamaciones. Según una fuente bien informada, si la respuesta positiva a este programa se mantiene, deberíamos dar por sentado que este servicio pasará a estar disponible a todos los clientes de ProtLife antes de que acabe el año.

Mientras tanto, un representante de IACA, una organización de defensa jurídica del consumidor, ha expresado su preocupación por el hecho de que monetizar el reemplazo rápido de naves sólo sirve para incentivar a las compañías de seguros a demorarse con las reclamaciones normales, ralentizando el proceso hasta hacerlo ir a paso de tortuga para empujar a los clientes fieles a pagar una cantidad de dinero adicional para obtener su nave de reemplazo. Pero a pesar de estas preocupaciones, las demás compañías de seguros están prestando mucha atención a esta iniciativa, y corren rumores de que las compañías rivales están considerando implementar servicios similares.

Hablando de seguros, pasemos a nuestra historia principal. Han pasado ocho meses desde el ataque vanduul a Aremis, pero los escombros y edificios desmoronados siguen siendo una vista común en ciertas partes del planeta. La semana pasada, un artículo de la periodista del Aremis Post Laura Quinn señaló un posible culpable a quien ella describe como la causa del problema.Laura está ahora con nosotros para explicarnos qué es lo que descubrió, y cómo puede estar impidiendo que Aremis se recupere tanto económica como emocionalmente.

Bienvenida, Laura.

Laura Quinn: Gracias por invitarme.

De modo que te has pasado casi dos meses investigando este tema y descubriste que la situación de muchos propietarios de viviendas ha cambiado desde el momento en que el Senado declaró oficialmente la guerra a los vanduul. Explícale a nuestro público como esta acción ha afectado a las labores de reconstrucción.

Laura Quinn: Mi investigación reveló que las compañías de seguros han estado rechazando las reclamaciones de sus titulares de pólizas a base de invocar la “cláusula de exclusión bélica” que es habitual en la mayoría de pólizas de bienes inmuebles.

En esencia, en el momento en que el Senado de la UEE declaró oficialmente la guerra a los vanduul, las compañías de seguros quedaron liberadas de cualquier responsabilidad para pagar esas reclamaciones, dejando a muchos residentes de Aremis furiosos e inseguros acerca de cómo iban a poder recuperar sus vidas sin poder contar con la ayuda que esperaban recibir.

En tu reportaje, hablaste con Garret Wong, un representante de la Alianza Comercial de Seguros, quien defendió enérgicamente la posición de las compañías. ¿Cómo justificó su posición?

Laura Quinn: El señor Wong declaró que la cláusula de exclusión bélica es una parte esencial de los seguros de bienes inmuebles y que lo ha sido durante siglos. Sin ella, las compañías de seguros irían a la quiebra al tener que reconstruir mundos asolados por la guerra. El temor a tener que afrontar semejante carga monetaria acabaría haciendo que las compañías de seguros se negaran a prestar servicios a cualquier sistema que pudiera alguna posibilidad de sufrir un ataque.

De manera que, si las pólizas normales para propietarios de viviendas no indemnizan a aquellos que lo han perdido todo debido a un acto de guerra, ¿qué deberían hacer los consumidores que vivan en sistemas de la frontera vanduul?

Laura Quinn: Bueno, el señor Wong se apresuró a señalar que los ataques vanduul no son sucesos inasegurables, sólo que no están cubiertos por el seguro estándar para propietarios de viviendas. Si lo estuvieran, explicó él, tendrían que aumentarse las primas de seguros de todo el Imperio.

A modo de ejemplo, me explicó cómo el propietario de una vivienda en Angeli, para estar protegido a todo riesgo, necesita adquirir un seguro contra terremotos además del habitual para un bien inmueble Los terremotos son un riesgo natural específico de Angeli, y las compañías de seguros no les piden a los titulares de pólizas en Green que les ayuden a cubrir ese coste. Esa misma idea se aplica a cualquiera que viva en un sistema limítrofe con el territorio vanduul. Eso crea una amenaza específica a ese lugar y que debido a ello habría de ser asegurada por separado.

De hecho, el señor Wong recomendó a cualquier titular de pólizas que viva en un sistema situado cerca del frente vanduul que se ponga en contacto con su agente de seguros local para examinar qué opciones les proporcionan la protección adecuada.

El Senado tiene cierta responsabilidad en este asunto. Al fin y al cabo, fue su declaración de guerra lo que permitió a las compañías de seguros quitarse el muerto de encima.¿Qué es lo que está haciendo el Senado para solucionar este problema?

Laura Quinn: Hablé con Edward Aemile, el recién estrenado senador de Aremis, quien se halla en una situación política bastante difícil.Como recordarás, Aremis pasó a ser un planeta reconocido con representación en el Senado apenas un mes después del ataque. Y fue de hecho el senador Aemile quien, durante la ceremonia de reconocimiento, pidió una votación para declararle la guerra a los vanduul. Hizo un discurso conmovedor, pero que tenía serias consecuencias para Aremis que no llegó a comprender plenamente.

El senador Aemile ha tenido reuniones con otros senadores para redactar un proyecto de ley que proporcione más fondos para las labores de reconstrucción de Aremis. Se trata de una ardua tarea para un senador en su primer mandato y que está representando a un planeta que todavía no ha tenido ocasión de establecer su peso político.

Gracias por toda esta información, Laura. No hay duda de que se trata de una cuestión a la que los inversores deberían prestar atención de ahora en adelante, debido a cómo podría afectar las tareas de reconstrucción de Aremis, así como de que manera podría cambiar la forma en que sus propias reclamaciones vayan a ser tratadas a medida que la guerra contra los vanduul prosigue. Sobre todo si el conflicto se extiende a otros sistemas.

Cuando Kaizen esté de vuelta, haremos un Desglose por Mercado y luego hablaremos con Jerome Jesop acerca de la tendencia alcista del sector de producción industrial de Cestulus.¿Será capaz de mantener su impulso, o está la burbuja a punto de estallar? Eso, y mucho más, después de la pausa.


FIN DE LA TRANSMISIÓN

Share This:

0 Comments ON " 08.06.2946 / KAIZEN: CLÁUSULA DE EXCLUSIÓN BÉLICA... "

Comments are closed.

LOCALIZADOR DE ARTÍCULOS

TS3 ORBITAPROHIBIDA

error: ¡Contenido de OP!