Home // Blog // Reparaciones y mantenimiento de naves (By Vendaval)

Reparaciones y mantenimiento de naves

El espacio es un lugar hostil y hasta los pilotos más hábiles deberán remendar sus naves de tanto en tanto. Afortunadamente, los ciudadanos disponen de toda una serie de opciones para devolver sus naves a estado plenamente operativo.

La base de la tecnología de reparaciones consiste en herramientas equipadas con láseres multipropósito que pueden cortar materiales dañados o sintetizar material de construcción que se inyecta en la estructura de un componente, reconstruyendo su forma original.

Roles de reparación

Cualquier nave dotada de capacidad de reparaciones posee dos roles que deben ser ocupados para poder garantizar un trabajo de reparación exitoso: el operario de brazo de reparaciones y el coordinador de tareas de reparaciones.

El operario de brazo de reparaciones es el responsable de controlar el brazo de reparaciones robótico. Este brazo de reparaciones va equipado con un láser multipropósito y un sistema inyector de materiales que le permiten llevar a cabo todo tipo de tareas de reparaciones. El brazo de reparaciones es la única forma controlada por los jugadores capaz de restaurar la salud de una nave al 100% inicial, pero este método requiere habilidad, conocimiento y colaborar con el coordinador de tareas de reparaciones para desempeñarlo con eficiencia.

El coordinador de tareas de reparaciones se encarga de enviarle al operario del brazo de reparaciones información detallado sobre los daños sufridos, le indica qué tareas de reparaciones deben llevarse a cabo, y es el responsable de asignar las materiales necesarios para poder reconstruir un elemento dañado específico.

COORDINADOR DE TAREAS DE REPARACIONES

Para poder comenzar las reparaciones en el taller, el coordinador de tareas de reparaciones debe antes que nada utilizar su interfaz de evaluación de daños para recabar la información que necesita acerca de los daños sufridos y preparar la lista de tareas que deberán llevarse a cabo para repararlos.

Evaluación de daños

Cuando usa este terminal, el coordinador de tareas de reparaciones puede acceder a los sistemas de diagnóstico de daños de la nave elegida. Estos sistemas muestran el estado de cada componente de la nave, el casco, los sistemas internas, las armas y sus distintos elementos de conexión. El coordinador de reparaciones puede seleccionar y filtrar varias capas para aislar y mostrar solamente los componentes que le interesan.

El daño que ha sido infligido al casco de una nave se representa como un mapa térmico en una vista de Realidad Aumentada: la ausencia de daños se muestra de color verde, el daño total y las brechas en el casco se muestran en rojo, y los daños parciales aparecen como un degradado entre ambos colores. Los bordes de las brechas en el casco aparecen también resaltados para mayor claridad.

Al seleccionar un componente concreto se mostrará su nivel de salud actual así como los materiales necesarios para repararlo. Cuando esté listo para empezar la labor de reparación, el coordinador de tareas de reparaciones seleccionará el componente deseado para abrir el panel de materiales.

Panel de materiales

Las reparaciones efectuadas en un taller requieren el consumo de diversas materias primas de construcción que habrán sido recolectadas mediante la minería, el desguace y el comercio. El coordinador de tareas de reparaciones puede usar la consola del panel de materiales para asignar diversos materiales a la reparación que está efectuando en ese momento.

Según lo que esté reparando, se necesitarán ciertos tipos y cantidades de material. Cuando se selecciona un componente, estos requisitos se muestran en la sección de compuestos de la reparación del panel de materiales en forma de espacios que deben ser llenados con materiales procedentes de la reserva de materiales de la nave de reparaciones.

Cuando un material es asignado a un espacio, recibe una clasificación que indica cuán efectivo y de qué manera afectará el proceso de reparación (que se explica más adelante en la sección del operario del brazo de reparaciones). Para conseguir resultados óptimos, el coordinador de tareas debe contraponer lo que le piden los operarios de los brazos con el valor de los materiales que se están usando.

Una vez han sido asignados todos los materiales, el operario de brazo de reparaciones puede iniciar acto seguido el proceso de reconstrucción.

ilus01

ilus02

ilus03

ilus04

Reconstrucción

En caso de que una parte o componente de una nave haya resultado seccionado o destruido por completo, deberá ser reconstruido. Para poder hacer esto, el coordinador de tareas selecciona en su panel de evaluación de daños aquel componente que falte y le asigna los materiales necesarios según el procedimiento habitual.

Una vez que la composición de los materiales de reconstrucción ha sido confirmada, el brazo de reparaciones construye de forma automática el armazón de la parte que falta. Todo este proceso es completamente automático, ya que usa patrones almacenados en la base de datos del terminal de reparaciones. Una vez ha sido construida todo el armazón de la parte que falta, el operario del brazo de reparaciones podrá proceder a utilizar el proceso de remendado para instalar esa pieza en la superficie donde debe alojarse.

Antes de poder iniciar el proceso de reconstrucción, el operario del brazo de reparaciones debe decapar el punto de anclaje de cualquier resto que pudiera suponer una obstrucción. Cuando hay alguna obstrucción presente, esa parte aparece como un holograma rojo en la pantalla de evaluación de daños con el material que debe eliminarse claramente resaltado.

Capa de Realidad Aumentada resaltando restos que deben ser decapados

Punto de anclaje de la parte faltante despejado

Reconstrucción del armazón

OPERARIO DEL BRAZO DE REPARACIONES

Una vez que el coordinador de tareas ha elegido el elemento dañado y la composición del material a utilizar, el operario del brazo de reparaciones inicia el proceso de reconstrucción y reparación. Usando su terminal, el operario controla la posición del brazo y apunto por control remoto una cámara montada en él. Para simplificar los controles, la posición del extremo final del brazo se determina mediante unos cálculos de cinemática inversa que se encargan de determinar los movimientos que debe efectuar el resto del brazo para que su extremo llegue hasta el punto deseado.

El láser del brazo de reparaciones puede alternar dos modos operativos para llevar a cabo las distintas etapas del proceso de reparación: decapado y remendado.

Decapado

Decapar la superficie del casco es imprescindible para mejorar la integridad de una nave que tan sólo ha sufrido daños leves, como por ejemplo haber perdido segmentos que pueden remendarse.

En el modo de decapado, el láser de alta potencia del brazo de reparaciones se usa para cortar limpiamente partes de la superficie del componente sin causar daños estructurales al área circundante. Las sustancias decapadas son recogidas, transformadas en pequeñas cantidades de materias primas y almacenadas para su futuro uso.

El decapado es también necesario cuando un componente o parte ha sido seccionado por completo. La reconstrucción de un componente entero requiere un punto de anclaje libre de obstrucciones, por lo que el operario deberá despejar cualquier resto que exista en esa zona.

Superficie sin decapar

Superficie decapada

Remendado

El remendado es el acto de reconstruir la superficie de una nave o componente y restaurar su integridad. En el modo de remendado, el láser del brazo de reparaciones pasa a usarse para “imprimar” material directamente al armazón de una nave o componente. Al orientar el brazo de reparaciones, se proyecta un esquema holográfico que muestra el borde de la zona dañada en el que se pueden imprimar. Esta cuadricula es una malla de tracción de alta resolución que encaja con la superficie indemne, prestando soporte al material que está siendo imprimado en la nave.

El brazo de reparaciones rocía un compuesto pulverizado mientras dispara simultáneamente un láser que caliente y une el compuesto, creando una nueva superficie. A medida que la superficie reparada va siendo construida, la malla se contrae gradualmente para formar un nuevo borde que rociar, hasta el momento en que toda la superficie ha sido restaurada.

La integridad de la nueva superficie depende del tiempo de exposición al láser al que ha sido sometida. A medida que se va construyendo una superficie, su integridad va aumentando de forma gradual hasta alcanzar el 100%. Sin embargo, si el láser permanece centrado en esa superficie por demasiado tiempo, la integridad disminuye a medida que la superficie se sobrecalienta. Esto crea un punto óptimo que el operario debe alcanzar antes de seguir desplazando el brazo para lograr obtener la máxima integridad posible.

 El operario del brazo puede activar o desactivar la superposición en Realidad Aumentada del mapa térmico de daños mientras está en pleno remendado, y disponer así de información en tiempo real a medida que se va acercando al límite de sobreexposición: la superficie se va volviendo verde cuando se acerca al 100% de integridad y vuelve a ponerse roja cuando sufre un exceso de calor. Si una superficie queda sobreexpuesta, el operario del brazo deberá volver a decapar esa sección de la superficie antes de volver a intentar remendarla.

La composición del material de reparaciones, tal como la ha decidido el coordinador de tareas, determina el comportamiento de la superficie remendada a medida que va siendo imprimada: cuál será su nivel máximo de integridad, la amplitud del punto óptimo de máxima calidad y la velocidad a la que la sobreexposición afecte la integridad. Por lo tanto, existe un evidente bucle de riesgo y recompensa en el que el uso de materiales baratos puede lograr los mismos resultados que con materiales caros, pero requiere mucha más habilidad para conseguirlo, por lo que la tripulación de la nave de reparaciones deberá tener en cuenta las capacidades de cada uno de sus miembros a la hora de calcular los costes y asignar materiales.

Reparaciones improvisadas

MULTIHERRAMIENTA PERSONAL

La multiherramiente es un utensilio personal equipado con las capacidades de una versión a pequeña escala del brazo de reparaciones de un taller. Es capaz de decapar y remendar, pudiendo por lo tanto llevar a cabo una amplia variedad de reparaciones de nave siempre que no requieran la reconstrucción completa de un elemento.

Aunque las capacidades para reparar de la multiherramienta son las mismas que las del brazo de reparaciones, el tamaño de su láser y la poca cantidad de material de reparaciones que es capaz de almacenar implican que sólo es adecuada para arreglos rápidos y chapuzas que permitan a una nave regresar a una instalación de reparaciones adecuada.

DAÑO EN COMPONENTES

Cuando una nave sufre daños, parte de esos daños son transferidos del punto de impacto en el casco a los componentes de sistemas y armamento más cercanos. El daño sufrido por esos componentes queda a su vez repartido entre el componente en sí y los subcomponentes que lo integran.

Por lo general, las reparaciones improvisadas de componentes consisten en desactivar el componente que haya resultado daño, reemplazar los subcomponentes averiados y volver a activar el componente. Cuando se trata de componentes muy grandes, como los que hay a bordo de naves capitales, puede que sean necesarias varias acciones para activar o desactivar un componente concreto. Esas acciones pueden incluir redirigir energía o refrigerante a otras partes de la nave. Esas acciones pueden requerir también el uso de terminales de ordenador a bordo de la nave.

SUBCOMPONENTES

Los subcomponentes proporcionan beneficios adicionales al componente en el que están instalados, lo que permite mayor personalización de una nave. Los subcomponentes se dividen en tres categorías, cada unas de las cuales proporciona un ámbito específico de mejora.

EFICIENCIA

Los conductos de energía aumentan el rendimiento del componente con una misma cantidad de energía suministrada.

Las barra refrigerantes hacen que el componente gaste menos refrigerante.

Los alimentadores auxiliares permiten reiniciar con mayor rapidez componentes desactivados o desconectados.

PROTECCIÓN

Los condensadores  absorben energía dañina o excesiva que pudiera dañar un componente.

Los aislantes electromagnéticos absorben radiación electromagnética causada por daño de armas de distorsión.

– Las barreras cinéticas absorven daños causados por disparos de armas balísticas.

EMISIONES

Las antenas en fase reducen la firma electromagnética emitida por el componente.

Los disipadores reducen la firma infrarroja emitida por el componente.

SOPORTES PARA MÓDULOS

Los soportes para módulos son paneles que albergan los distintos componentes usados para mantener en funcionamiento sus subcomponentes asociados. Estos soportes son accesibles mediante escotillas de mantenimiento en el casco (en naves con la carlinga cerrada) o internamente en la sección de ingeniería de las naves grandes.

Según el componente instalado, serán necesarios distintos tipos y cantidades de subcomponentes. Cada subcomponente está diseñado para ser fácil de extraer y reemplazar, lo que permite efectuar reparaciones improvisadas con gran celeridad. ADVERTENCIA: Si una persona trata de retirar un subcomponente montado en un componente todavía en activo, se arriesga a quedar electrocutado.

Reemplazar un subcomponente dañado es una simple tarea de retirar manualmente el que está instalado para dejar libre el espacio que ocupa y, si se dispone de un repuesto, instalarla en el espacio desocupado.

Los tipos de subcomponentes son universales para todas las naves y componentes de la misma categoría de tamaño. Esto proporciona una tremenda flexibilidad, ya que se pueden intercambiar elementos entre varios sistemas, y permite también reparar daños usando componentes desguazados de otras naves.

Los componentes en las naves más grandes, como la fragata Idris o el bombardero Retaliator, pueden llegar a requerir un gran número de subcomponentes para funcionar y/o requerir subcomponentes de mayor tamaño. Cuando resultan dañados, diagnosticar el estado y sustituir físicamente los subcomponentes dañados de estos sistemas de mayor complejidad puede llegar a requerir mucho tiempo. Por lo tanto, para mantener un pleno estado operativo, estas naves suelen poseer sistemas de apoyo alternativo. En caso de emergencia, los ingenieros pueden usar los terminales de sus naves para redirigir energía al sistema de apoyo, permitiendo que la nave conserve toda su funcionalidad mientras el ingeniero se encarga de reparar el sistema primario. Esto también se puede hacer manualmente, en caso de que un terminal de ingeniería quedara inoperativo, retirando físicamente de su soporte el módulo entero y colocando el sistema de apoyo en el espacio que ocupaba el sistema primario.

Share This:

0 Comments ON " Reparaciones y mantenimiento de naves (By Vendaval... "

Comments are closed.

LOCALIZADOR DE ARTÍCULOS

TS3 ORBITAPROHIBIDA

error: ¡Contenido de OP!