Home // Sistema Rihlah

Guia_Galactica_OP3

Sistema Rhilah

Rihlah, (que en Xi’An significa “fuente de fuerza”) es un antiguo bastión militar localizado un punto de salto después de la línea de Perry. Los Xi’an establecieron sus territorios con objetivos muy concretos, y el caso de Rihlah, planteado al principio como un sistema industrial, no es una excepción. Con el aumento de la amenaza humana, Rihlah se convirtió en un área importante de concentración para las fuerzas militares Xi’An, y los dos planetas que formaban el sistema fueron inicialmente terraformados con ese único objetivo. Cuarteles masivos, campos de entrenamiento y almacenes para munición poblaron el sistema. Si el imperio Xi’An hubiese en algún momento, entrado en una guerra total con la Tierra, Rihlah hubiera sido un punto de salto estratégico y clave.

Hoy, sin embargo, Rihlah se ha convertido en un ejemplo estrella de la distensión de relaciones entre los imperios Xi’An y Humano. Con el incremento del comercio y otras relaciones entre ambos poderes, la fuerza de invasión ha sido retirada y Rihlah ha sido oficialmente reestructurado a su propósito original, como zona industrial. La conversión, e integración de humanos en planetas del sistema ha tenido un interesante efecto y ha resultado en un sitio particularmente único para ser visitado por exploradores humanos (con algunos límites muy específicos).

Cosmológicamente hablando, Rihlah es una estrella de secuencia principal A4 con una espesa zona verde capaz de soportar un par de grandes ecosistemas. Los puntos de salto conducen tanto a mundos humanos como Xi’An, aunque estos últimos permanecen escondidos en todos los mapas oficiales. Aunque la gruesa fuerza de combate ha sido retirada de Rihlah, aún permanece un contingente de defensa apropiadamente entrenado, convirtiéndolo en un punto inoportuno para contrabandistas que esperan irrumpir en el espacio Xi’An.

Planetas Interiores [I, II & III]

Los tres primeros planetas en el sistema son, en gran parte, poco interesantes. Rihla I es un planeta rocoso, barrido por la estrella del sistema, incapaz de soportar cualquier forma de vida conocida. Rihlah II es un “planeta hinchado”, una inusual burbuja de gas gigante con un gran radio, pero con poca densidad. Debido a eso, y a su proximidad con la estrella, Rihlah II no es una estación de repostaje efectiva. Rihlah III es un planeta del tamaño de la Tierra, con una órbita muy rápida. Con una atmósfera muy fina, y una superficie de rocas densas y afiladas, Rihlah III es un mal candidato para la terraformación.

starcitizen-rihlah-iv-concept-02a

Rihlah IV [Shorvu]

El cuarto planeta en el sistema Rihlah, llamado Shorvu (“Sjorvu”) fue terraformado por el imperio Xi’An como mundo para la localización de barracones, dotado con instalaciones para entrenar a las fuerzas militares terrestres, así como fábricas de armas de corto-medio alcance, capaces equiparlas. Con la decadencia del último siglo, las fábricas militares han sido desmanteladas gradualmente dando paso a zonas más orientadas a la industria.

A día de hoy, la conversión a planeta industrial casi se ha completado, aún así, todavía quedan cicatrices de la ocupación militar en todas partes ya que las corporaciones Xi’An se movieron por Shorvu a marchas forzadas. A diferencia de casi todos los planetas Xi’An, a los humanos se les alienta a visitar Shorvu a través de un punto de encuentro situado en Yathi, una antigua metrópolis de entrenamiento para tropas. Esta fue una calculada decisión tomada por el gobierno Xi’An ya que las corporaciones que necesitan interactuar con humanos, reciben excención de tasas por establecer sus oficinas en Yahti. De esta manera se favorece que la intrusión humana en espacio Xi’An se mantenga en mínimos absolutos.

El resultado es un “parque de oficinas” con sucursales ocupadas por grandes compañías: Desde constructores de naves como MISC-Xi’An o Aopoa, hasta compañías de procesamiento de frutas o de simples importaciones/exportaciones.

La cultura resultante se compone de una interesante mezcla; muchas de estas sucursales contratan a una mayoría de empleados humanos, pero mantienen las costumbres y los métodos de interacción de los Xi’An. Las regiones industriales alrededor de Yahti también tienen núcleos humanos. Cualquier Khartu-al que se adquiera se exportará directamente de esta región y también otros productos específicos de las fábricas de MISC, como la adaptación de su HULL-D para consumo Xi’An. En Shorvu también se adquieren productos humanos para proseguir el desarrollo industrial de la zona, puesto que la población ya está acostumbrada a comprar dichos productos de los transportes humanos cuando lo consideran necesario

85232

Rihlah V (Xi)

Llamado Xi (“zee”) por sus nativos, Rihlah V clasifica técnicamente como un mundo Xi’An hábitado, una “supertierra” natural. Xi es un planeta templado qyue mide aproximadamente 3,5 veces el tamaño de la Tierra. Al igual que casi con cualquier planeta Xi’An, la dedicación de Xi a una sola tarea ha producido resultados ultra ordenados, a diferencia de cualquier cosa que se pueda encontrar orbitando una estrella en territorio humano. Las estimaciones realizadas sugieren que entre cincuenta y cien mil millones de Xi’An habitan en las ciudades-esfera que forman la base para las docenas de paisajes urbanos de dicho mundo.

La excepción es Corilla, una pequeña ciudad rodeada de densos bosques tropicales. Abierta a los forasteros, Corilla se ha convertido en un puesto de comercio donde los Xi’An que se interesen pueden interactuar con humanos, Banu y Tevarins. Con los años, Corilla se ha convertido en el hogar de una comunidad distinta formada por ex-patriotas de la UEE y refugiados políticos, que han comenzado a fusionar sutilmente su cultura humana con el estándar de arquitectura urbana Xi’An. La aplicación de la ley de la UEE no tiene jurisdicción en el espacio Xi’An, por lo que se ha convertido en un lugar popular para ‘esconder la cabeza. “(Sin embargo, tenga en cuenta que aunque los Xi’An normalmente no enjuician crímenes de humanos contra humanos, es un puerto abierto para los cazadores de recompensas más despiadados.)

Todos los visitantes reciben advertencia para tratar de que no exploren otras regiones del planeta, por razones sociológicas y prácticas. En el caso de la primera, la cultura Xi’An sigue siendo extremadamente xenófoba, y los seres humanos no son bienvenidos en los asentamientos que hay más allá de Corilla. Cualquiera que sea sorprendido en otro asentamiento será tratado como un infiltrado, y el gobierno de la UEE ha mostrado poco interés en desgastar influencia para salvar la vida de los turistas descarriados en esos casos. Además, generalmente es imposible simplemente salir de Corilla: las selvas tropicales que rodean el asentamiento son intransitables y están llenas de una variedad de plantas y animales tóxicos y mortales.  (El rey de todos ellos es la “Bestia de Rihlah”)

Rihlah VI

Desde la superficie de Rihlah VI, un pequeño mundo enano y distante del sistema, la luz de la estrella de Rihlah es apenas visible. Esto no es, por supuesto, algo que el viajero típico experimente jamás. Rihlah VI es un vacío y solitario mundo con atmósfera vacía, sin recursos y sin zonas de aterrizaje de interés. Es totalmente indigno de mención, salvo por el rumor persistente de que el planeta es el hogar de un “dispositivo” Xi’An, capaz de funcionar de forma autónoma en caso de guerra contra la UEE. La leyenda urbana, que no ha sido verificada hasta la fecha, dice que la tecnología un “sobrante militar” de los días en que Rihlah era un sistema de fronterizo fortificado y que la tecnología sigue siendo activable, enterrada en el núcleo de Rihlah VI. El rumor no identifica claramente de que tipo de tecnología puede tratarse y la especulación va desde un ordenador central que controla una red espacial masiva de escáneres, a algún tipo de dispositivo del fin del mundo, capaz de destruir el planeta y a cualquiera que quiera investigarlo.

Share This:

error: ¡Contenido de OP!