Home // Sistema Ferron

Guia_Galactica_OP3

Sistema Ferron

Tal y como apuntó el historiador Ariel Rutte, “Si el sistema Sol es el corazón del Imperio y Terra es su cabeza, entonces Ferron es la sangre que corre por sus venas”. Cuando el sistema fue descubierto en el 2460, pocos podrían haber predicho cuan vital Ferron sería en el control de la economía y la expansión del floreciente Imperio de la humanidad durante décadas, así como cuanto acabaría cayendo desde su anterior gloria.

Historia

Ferron fue descubierto por Pali Laumet, uno de los miembros fundadores de la sociedad de AstroExploración. Compuesta de un extremo afluente de aventureros, que se autodedicaban a la búsqueda constante de nuevos sistemas solares, la denominada también SAS puede asociarse a muchos puntos de salto descubiertos en aquella época. Laumet había estado navegando el espacio de Croshaw durante bastantes meses ya y, con pocos suministros y una inquieta tripulación, se encontraba aún a días de poder volver al sistema  Sol, cuando su ingeniera Darcy Ferron notificó que su cálculo de carburante para el dispositivo de salto cuántico ya no cuadraba. Laumet, revisando los números de nuevo,  extrajo la conjetura que la cantidad de carburante “perdida” se debía a la fuerza de atracción de un punto de salto no cartografiado todavía. Efectivamente, dos días más tarde, la tripulación se convertiría en los primeros humanos en saltar al sistema que Laumet graciosamente nombró con el nombre de la perceptiva Darcy. Tras su vuelta , siguiendo la tradición del SAS, donó las coordenadas del sistema en una filantrópica donación a la humanidad.

Tras la finalización de las primeras exploraciones gubernamentales, el sistema fue declarado “candidato ideal” para asentamientos y se abrió al público. Intereses privados y corporativos se apresuraron al sistema con ansias de reclamar sus bienes. La  consiguiente batalla por los derechos de sus  tierras y minerales creció tan sin control, que la UNE (Naciones Unidas de la Tierra) tuvo que intervenir, estableciendo una lotería que ayudara a arbitrar las disputas. Después de los primeros sorteos, una miríada de trampas y fallos fueron destapados proporcionado a ciertas partes y compañías, ventajas injustas que tardaron años en quedar solventadas.  Los fallos del gobierno en la mediación de estos problemas sirvieron doblemente para resaltar la impotencia e ineficiencia de la UNE, que se ahogaba en la gestión de la rápida expansión humana. Algunos historiadores teorizan que los fallos burocráticos durante la lotería de Ferron soplaron sobre las llamas de reforma que eventualmente desembocarían en la disolución de la UNE y la formación de la UPE (Planetas Unidos de la Tierra) en el 2523.

A pesar de su inicio problemático, Ferron se encontraba en la vía rápida de su prosperidad, debido a su riqueza en recursos naturales. Al cabo de poco tiempo ya era un centro neurálgico de minería y comercio, consiguiendo además en el 2529, estado de representación dentro de la UPE. Siglos de éxito lo acompañaron ya que el sistema proporcionaba los materiales necesarios para que la humanidad pudiera conquistar las estrellas. En su máximo apogeo la población de Ferron había crecido lo suficiente como para rivalizar con la de Sol y estuvo a buen camino de convertirse en su rival político también. Tristemente, el éxito del sistema no duraría mucho más.

El primer giro en su fortuna ocurrió en el 2791, cuando Messer XI acusó falsamente al sistema de convertirse en el hogar de disidentes. Por miedo al emperadorm numerosos ciudadanos ricos y gente leal a Messer escaparon del sistema, llevándose grandes cantidades de bienes e influencia con ellos. Cuando eventualmente llegó la primera acción militar, fue únicamente gracias a la valentía legendaria de los miembros del escuadrón 78 que se consiguió evitar una masacre, gracias a su heroica desobediencia al recibir la orden de tener que matar de civiles.

El siguiente revés ocurriría en el 2832 cuando la empresa Shubin Interestellar anunció sus pérdidas de beneficio por primera vez en el sistema. El conglomerado minero citó el agotamiento de una de sus minas más grandes como la causa del curso fallido y notificó que se esperaba continuar con más cierres. Esto se conformó como la sentencia de muerte de Ferron, puesto que años de agresiva extracción minera empezaron a pasar factura y el sistema, en ese momento ya daba muestras de quedar vació de sus recursos. Tan rápida como había sido su ascensión a la prominencia,  su caída iba a ser incluso más rápida todavía. En una sola década, la población del sistema cayó en casi la mitad y su salud económica lo hizo más todavía. Hoy, es simplemente una sombra de su antigua gloria, quedando los huesos de lo que fue aquel vibrante sistema, desangrado de recursos por la gloria del Imperio Humano.

Mientras que Ferron está lejos de ser un destino ideal para el viajero casual, el sistema ha conseguido atraer a un puñado interesante de visitantes todavía, atraídos por su significancia histórica, al mismo tiempo que algunos buscadores de minerales aventureros, esperando encontrar restos valiosos que quizá hayan sido pasados por alto.

GG_Ferron

Ferron I

Este planeta enano es el más cercano a la estrella principal de Ferron. Inhabitado y vacío de recursos, sólo la comunidad científica le da a Ferron I algo de su tiempo, debido a su inusual (Y hasta ahora inexplicable) variación de su magnetosfera.

Ferron II

En cualquier otro sistema, este planeta sin núcleo sería simplemente otro mundo muerto. Pero en el sistema Ferron fue una decepción especial. Ferron II carecía de minerales de fácil acceso, así como de condiciones para la terraformación, conviertiéndolo en la sombra de su planeta hermano Ferron III, rico en recursos.

En todo caso, los tiempos duros de Ferron han causado que la gente dé a este planeta un segundo vistazo. Muchos tienen fe en que los nuevos avances tecnológicos en materia minera, proporcionen la posibilidad de poder sacar algún provecho del planeta.

Ferron III (Asura)

Una vez consiederado la joya de la corona del sistema, las vastas reservas de valiosos minerales y recursos descubiertas durante el proceso de terraformación del planeta, lo convirtieron en un potente motor político y económico. Durante este boom económico extendido, poco pensamiento se le dio a en qué se convertiría el planeta si alguna vez se le acababan las reservas y, por ello, sólo se estableció un mínimo de industrias secundarias. Asura era un planeta minero hasta la médula y durante 400 años cada trozo del planeta fue agujereado, cosechado, refinado y enviado a otras partes, hasta que no quedó nada.

Vaciado hasta quedar solo la cáscara de su anterior gloria, la población descendió a un plano de pobreza. No se representa mejor en ninguna otra parte el rápido deterioro y desmoronamiento de la infraestructura delo  que una vez fue la gran ciudad de Tram.

Con la mayor parte de la tierra de Asura, reservada para la minería, la impresionante megalópolis industrial de Tram se convirtió en el centro cultural y financiero de Tram. Largas fábricas, refinerías y desarrollos de almacén fueron intercalados con preciosos parques públicos. Esta armonía visual entre naturaleza e industria inspiró la publicación del peota del siglo 27 Lelani Toan, describiendo a Tram como “Equilibrio y belleza crearon juntos, a través de la industria del hombre. Elevando a esta roca cualquiera a ciudad de ensueño, entre rebosantes bloques de construcción”

Ahora, la vida en Tram es considerablemente más dura. Hoy en día la ciudad está mayormente cerrada y abandonada. Sus cielos están sumidos en un gris permanente de todas las toxinas que han sido descuidadamente bombeadas a la atmósfera por la industria pesada. El agua se encuentra en demanda constante, ya que la mayor parte de su suministro ha sido igualmente contaminado. Y en lo que se refiere a la población que aún queda, mientras que algunos de los civiles son capaces de sobrevivir en estaciones de reabastecimiento o reparaciones, la empresa criminal a sobrepasado cualquier tipo de negocio legítimo en la industria principal.

AVISO: La falta de agua potable en Asura ha provocado una viciosa lucha interna entre campamentos alrededor del eje de Tram. Por esta razón, se recomienda encarecidamente que cualquier visitante se mantenga en el centro de Tram y se abstenga de viajar a las afueras de la ciudad sin guía local.

Los visitants deberían tener cuidado al moverse por la ciudad, puesto que una huelga persistente de la policía ha aumentado considerablemente las opciones de ser acosado, particularmente al entrar en los parques de la ciudad (Actualmente un punto álgido de actividades ilegales). Aquellos interesados en encontrar chollos deberían visitar una de las tiendas gigantes en la zona minera, donde hay equipamiento que acumula polvo. Es importante recordar el hecho de llevar a alguien de confianza, compañero de trabajo o guardaespaldas también. Los elementos criminales son conocidos por fijarse en huéspedes que hagan dispendios importantes en los establecimientos locales.

Ferron IV

Los remolinos en la superficie de Ferron IV son una vista preciosa que los pilotos han aprendido a disfrutar desde una distancia prudencial. La gruesa capa de hidrógeno en el gigante de gas se comporta a veces como un conductor inmenso de tormentas eléctricas, que puede ser problemático para la aviónica sensible de una nave. Se conoce a bandas de proscritos merodeando los límites del campo eléctrico, esperando a apresar naves con problemas de funcionamiento en sus sistemas.

Oído en el viento (Heard in the Wind)

“¿Cómo puede esperarse de nosotros que protejamos a la gente de Tram, cuando es la maldita gente de Tram la que nos mata? – Clair Slovonik, Antiguo Capitán de la policía de Tram en la conferencia del gobierno, el 22 de Mayo del 2936

“Para que Ferron vuelva a su anterior grandeza, debemos esforzarnos en resucitar lo que es su mercancía más valiosa, la naturaleza industrial de sus ciudadanos.” – Paul Dibly, Antiguo gobernador de Tram en su discurso de re-elección, el 17 de Septiembre del 2912

Share This:

error: ¡Contenido de OP!