Home // Sistema Helios

Guia_Galactica_OP3

Sistema Helios

Helios es un lugar raro, donde la belleza natural puede convivir junto a depósitos de chatarra y fortificaciones militares.

La estrella en sí es en parte culpable de esta inusual característica. Helios es una estrella de tipo B formada mayormente por Helio que produce un fenómeno astrofísico inusual: largas franjas de helio no ionizado. Estas franjas producen fuertes campos magnéticos en la fotosfera, que a su vez causan estragos en los sensores de las naves: incluso grandes naves capitales son capaces de esconder sus emisiones magnéticas en Helios.

La inusual fotosfera de Helios también atrae a un sinfín de científicos de todo el imperio que han construido una serie de plataformas cercanas a la estrella, utilizadas como laboratorios y puestos de observación. Estas plataformas diseñadas para el uso de corta duración, son normalmente desechadas sobre el mismo sol y remplazadas con nuevas estaciones.

Historia

El descubrimiento de Helios se conoce, sin duda, como una de las historias más animadas sobre el origen de un sistema, puesto que es el único sistema descubierto por la Fiscalía.

Un grupo de proscritos conocido como “Daybreak Marauders” había estado rondando por el sistema Odin, derribando los convoyes de las empresas mineras locales. Lo ataques eran rápidos y eficientes y, tras ellos, los merodeadores desaparecían sin dejar rastro, en una situación que se prolongó durante meses. Como ejemplo de lo devastadores que eran los ataques, una empresa: la “Orion Mining Corporation” perdió tanta carga que decidió endeudarse para contratar grupos de mercenarios que escoltasen sus naves fuera del sistema… Una deuda que, en última instancia, condujo a la quiebra la empresa.

La Fiscalía finalmente se involucró. Asignaron a los Agentes Especiales Avon Dorville y Gia Trask para cazar a este grupo, muy difícil de alcanzar. Cuando los agentes finalmente encontraron su escondite, se sorprendieron al darse cuenta de que los “Daybreak Marauders” no habían descubierto una eficaz ruta a través de los restos de Odin I, sinó que habían descubierto un nuevo punto de salto.

022

Helios I

Helios I es un planeta muerto que nunca ha atraído a una cantidad especialmente significativa de intereses económicos. No tiene atmósfera, y sus minerales tienen “bloqueada” su extracción por la proximidad del planeta a la estrella, las condiciones serian demasiado duras. Helios I, no obstante, fue famoso durante un breve periodo de tiempo en el 2937, cuando una estación científica se estrelló en la superficie del planeta. Un audaz rescate por parte de los miembros de la

guarnición local denominada “Gladiador”, que modificando su equipamiento para soportar las altas temperaturas, salvó seis vidas de una muerte horrible.

Helios II (Tangaroa)

Helios II es un mundo oceánico con una mayor circunferencia que la Tierra (aunque un peso total inferior). Tiene una sola luna formada por un núcleo de níquel y hierro que tiene una órbita bastante rápida. La baja densidad del planeta combinada con la inusual órbita de su luna, dan lugar a una actividad volcánica frecuente e impredecible que, en última instancia, causa la aparición de islas que luego (que son reclamadas por el mar rápidamente). Originalmente clasificado como rico en minerales, el planeta fue terraformado rápidamente y los derechos mineros de aguas profundas vendidos a una gran variedad de equipos de minería. No fue hasta décadas después, que el planeta comenzó a recibir una afluencia de turistas ricos y famosos.

A pesar de la actividad volcánica y la de las mareas que cambian rápida y erráticamente, el planeta se ha convertido en el lugar de moda para la construcción de viviendas temporales en las islas de Tangaroa.

Las viviendas permanentes se establecen a menudo por encima, pero también se encuentran algunas bajo el mar. Para aquellos que quieran disfrutar del planeta sin riesgo: el magnate de la hospitalidad Tyler Newman dio a conocer recientemente sus planes de construcción de un hotel submarino permanente.

Sólo las regiones polares mantienen poblaciones estándar. Al norte, los científicos e ingenieros suelen tener sus hogares, apoyando a la industria que ha crecido alrededor de Helios. En el sur, la cantidad limitada de tierra pertenece a las instalaciones que apoyan a las fuerzas militares cercanas mediante I + D. Los proyectos fallidos y los excedentes de equipamiento a menudo se envían desde Helios al cercano sistema Odin. La capital y el punto de aterrizaje privilegiado, que se encuentran en el norte, es nombrado oficialmente “Mariana”, a pesar de que los nativos lo llaman Shorebreak. Shorebreak ofrece un interesante caso de estudio sobre el uso de la tierra, ya que dicha ciudad ha utilizado literalmente cada uno de los metros cuadrados de tierra disponibles, con lo que ahora se está expandiendo cada vez más hacia el mar.

No todo el mundo vive con el temor de la naturaleza única del planeta y sus mareas. Los nativos, a menudo, pilotan submarinos y dan paseos en el interior de las olas de trescientos metros que allí se forman. Para ellos, el entretenimiento está garantizado.

Estación de Hefesto

Encaramada en órbita sobre Helios II, la estación Hefesto es el puesto militar más accesible en el sistema. Aterrizar en la pista principal de la estación requiere un permiso especial, pero una subestación permite a los comerciantes aterrizar y vender los bienes de lujo tan solicitados por las fuerzas militares asignadas allí.

La estación actúa como un área de ensayo general para la seguridad del sistema y en ocasiones viajan grupos de batalla para utilizar la estación como escenario de entrenamiento: juegos de guerra y ejercicios de maniobras.

Tangora2

Helios III

El tercer planeta del sistema Helios, es un gigante de gas con gran tamaño. Helios III es un planeta sin complicaciones para su uso como parada de reabastecimiento: el planeta es una fuente de hidrógeno, fácilmente accesible y con impurezas mínimas. Helios III se acerca en tamaño a los grandes gigantes de gas, pero el planeta en sí es poco atractivo, dada la falta de distintas bandas de color y de sistemas lunares complejos que se pueden encontrar en muchos otros planetas más jovenes.

Helios IV

Helios IV es un planeta de hielo, al igual que los que se encuentran en los sistemas exteriores de la mayoría de las estrellas. A pesar de su aspecto, ¿Por qué el gobierno de la UEE gastó una enorme cantidad de créditos y materiales para terraformar el lugar? La respuesta oficial es que Helios IV es una base militar estratégica. Helios IV es conocido como el mundo donde muchas de las carreras militares llegan a su fin. Está visto, por muchos en la jerarquía militar, como un vertedero y se considera uno de los lugares de destino menos deseados en el cuerpo militar y en el espacio conocido.

Analistas civiles, sin embargo, señalan que nada de esto explica el gran coste para terraformar el planeta. Otros tipos de estructura ambiental militares podrían haberse utilizado en el planeta, proporcionando una calidad de vida razonable a los hombres y mujeres que tienen la desgracia de servir alli, y no hubiera sido necesario el gasto en terraformación. La fuerte sospecha es que la superficie de Helios IV esconde una base centrada en realizar operaciones encubiertas a gran escala. No existe información sólida para apoyar esta suposición, y las teorías van desde que

Helios IV oculta una base de choque permanente, capaz de participar en operaciones detrás de las fronteras del Imperio… hasta que se trata de una instalación para realizar experimentos biológicos ilegales. La especulación está servida.

Opina con la comunidad todo lo que pienses sobre este sistema (Hilo en del foro).

Share This:

error: ¡Contenido de OP!