Home // Sistema Vega

Guia_Galactica_OP3

Sistema Vega

Vega es un sistema común de cuatro planetas orbitando una estrella de secuencia principal tipo G. En sus orígenes fue visto como una pieza central en la rápida expansión humana y se pensó que incluso podría competir algún día con los sistemas de La Tierra y Terra. Pero Vega ha sufrido, ya que se ha visto situada en la primera línea del conflicto Vanduul.

Historia

El sistema se colonizó por primera vez en 2402. Los dos planetas en la franja verde: Artemis y Selene, se terraformaron rápidamente. La población del sistema se fue ampliando y se construyeron ciudades, tras lo que se inició la explotación de su campo de asteroides, con lo que rápidamente se ganó su primer representante en el senado de la UEE.

Ese crecimiento cesó con la caída de Armitage a manos de los Vanduul en el siglo 27. De repente, el sistema se convirtió en una línea del frente que, por temor a una campaña de asaltos por parte de los Vanduul, vió disminuir la población del sistema rápidamente y retirarse a sistemas interiores del Imperio. Los precios inmobiliarios se desplomaron y en un abrir y cerrar de ojos, el trabajo más rentable en Vega, era el de encontrar la mejor manera de salir de allí.

La temida invasión Vanduul no se ha producido todavía. Más allá de alguna incursión ocasional  de reconocimiento (derrotada rápidamente), los alienígenas no han hecho un esfuerzo sólido para tomar o devastar significativamente Vega. Aun así, la constante amenaza de invasión todavía se cierne sobre la población.

En la última década, no obstante, el panorama en Vega ha empezado invertirse. Las personas que sienten los efectos del endurecimiento económico en el Imperio, han comenzado a fluir hacia Vega con el fin de aprovechar sus inmuebles y una calidad de vida más barata. A pesar de que los sistemas de alerta preventiva, saltan de vez en cuando y cierran el sistema al detectar movimientos de clanes Vanduul (A través sobretodo del punto de salto a Virgil). Claramente la amenaza no está superando a la necesidad que tienen algunos, de conseguir un alquiler barato.

GG-vega

Vega I

Vega I es un planeta enano situado cerca de la estrella del sistema. Nunca se ha intentado su colonización ni se han descubierto recursos que merezcan la pena. Una sola sonda no tripulada fue todo lo que necesitaron los astro-geólogos para descartar el planeta como una fuente potencial de ingresos o científica.

GG-Vega3

Vega II (Aremis)

Aremis tiene una característica poco común en los mundos habitados, es orbitado por un conjunto de anillos planetarios que contienen una serie de pequeñas lunas pastoras. La biosfera del planeta, adaptada para el confort humano en el proceso de terraformación, evolucionó de forma natural y dio lugar a una gran cantidad de flora y fauna que aún sobreviven.

Aremis era el segundo planeta en el sistema Vega. Durante la mayor parte de su vida inicial, Vega II existía como hogar para una serie de bases navales y otras instalaciones militares. El planeta es sede de importantes bases para los cuatro cuerpos, incluyendo una de las instalaciones más antiguas del ejército. Esa dinámica ha cambiado en los últimos años. Aremis se ha beneficiado de la explosión demográfica reciente, lo que ha resultado en la aparición de varias ciudades pequeñas y el desarrollo de gran parte de sus tierras agrícolas.

Esta afluencia de población ha fortalecido el sistema, después de este fuera nombrado antaño, como un ”planeta que debe ser visitado” por el nuevo Imperio. La ciudad de Nueva Corvo es actualmente la más grande en ese mundo, y es donde se realiza todo el comercio exterior. Se está convirtiendo en el centro de la ciencia culinaria dentro de la UEE. Muchos economistas especulan que Vega II superará a su planeta hermano, Selene, en pocos años. El Consejo local de Gobernadores ha estado persiguiendo agresivamente también una solicitud de reconocimiento por parte del Senado. Incluso han tomado medidas para contratar mercenarios independientes para apoyar y reforzar a la policía local en la tarea de disminuir las estadísticas de criminalidad.

GG-Vega2

Vega III (Selene)

Selene es el corazón del sistema Vega, aunque muchos sospechan que no podrá mantener ese título por mucho tiempo. A pesar de que su población se ha reducido significativamente desde el apogeo del sistema, aún mantiene una población de una magnitud superior a la de otros mundos fronterizos. Selene está representado adecuadamente en el Senado de la UEE, con un asiento considerado significativamente influyente.

La ciudad más grande y lugar de aterrizaje principal es Tito, una megalópolis en expansión que parece soñar con antiguas glorias. Mientras que el centro de la ciudad está bastante desarrollado, las afueras han sufrido, en parte, el abandono de muchos proyectos de construcción que nunca fueron terminados, creándose así, un peculiar paisaje urbano. En los últimos tiempos, estos han sido comprados por compañías externas, con la esperanza de volver a desarrollar la región; el éxito o el fracaso de esta iniciativa está aun por determinar.

En Selene existe un segmento particular de la población muy interesante: los descendientes de los supervivientes del sistema de Orión. Estos hombres con una entendible sed de venganza se unen con frecuencia para apoyar ataques en espacio Vanduul. Estas misiones tienen una mala paga y son extremadamente peligrosas. No obstante, se consideran logros particularmente satisfactorios para los verdaderos mercenarios del combate.

Cinturón de Asteroides y Vega IV

Más allá de Selene se encuentra el denso cinturón de asteroides del sistema. Oficialmente propiedad del gobierno de la UEE, el cinturón no está vigilado y ha sido fuertemente minado. Los contratistas independientes sin permisos de minería a menudo frecuentan la región; que carece de minerales particularmente valiosos y se considera una especie de carrera de entrenamiento para los mineros novatos. El último mundo del sistema, Vega IV es un gigante de gas estándar. Un enorme y denso mundo de color marrón rojizo, Vega IV nunca va a poder competir con Júpiter o Krang en cuanto a belleza. Lo que sí ofrece es una parada razonable para aquellos que buscan reabastecer las naves espaciales más grandes. Refinerías independientes salpican la órbita del planeta, y la capa exterior de hidrógeno es generalmente lo suficientemente pura como para permitir el muestreo individual.

Share This:

error: ¡Contenido de OP!