Home // Sistema Tyrol

Guia_Galactica_OP3

Sistema Tyrol

Un sistema al borde de la muerte, el sistema Tyrol consta de siete planetas que orbitan alrededor de una estrella gigante roja tardía. Si bien esas estimaciones son difíciles de hacer en una escala de tiempo geológico, los científicos creen que la estrella podría ampliarse y convertirse en supernova en cualquier momento durante los próximos mil años. Con este factor de riesgo acechando, la UEE, con la esperanza de mantener sus bajas al mínimo cuando la estrella colapse, ha designado a todo el sistema como zona de investigación científica. Esto significa que nadie puede ser dueño de propiedades en el sistema y todas las estructuras orbitales necesitan la aprobación del gobierno. Una serie de entidades, que van desde instituciones educativas sin fines de lucro a fabricantes de armas de alto nivel, han invertido en expediciones a Tyrol. Su objetivo ha sido tanto el estudio del progreso evolutivo de la estrella, como la realización de experimentos que serían demasiado peligrosos en sistemas más poblados
No obstante existe otra razón (a parte de la científica) para hacer una visita a Tyrol. Casi completamente ausente de fuerzas de la Fiscalía y con las unidades de la Marina reducidas a mínimos indispensables, muchos vienen al sistema para eludir la atenta mirada de la ley. Tyrol ha emergido en la conciencia popular como sinónimo de salvaje. Los bandidos y malhechores que han decidido poblar los dos asentamientos no oficiales del sistema, son a menudo considerados como figuras románticas y bohemias, seres humanos que han tomado la decisión definitiva de no temer a la muerte y vivir en libertad.
La realidad en todo caso, es que la mayoría de los habitantes de Tyrol realizaron dicha elección por pura desesperación o simplemente porque no tenían otro lugar a donde ir.

29ojsww

Planetas Interiores

El primer planeta en el Sistema de Tyrol es una cáscara carbonizada lentamente sublimada por la gigante roja a la que orbita. En el 2930 se construyeron una serie de estaciones de investigación conectadas entre si, sobre la luna más grande del planeta, siendo parte de una propuesta de investigación para estudiar a la estrella moribunda de cerca. El consorcio que operaba la base estaba en condiciones de hacerlo durante aproximadamente una década; pero cuando los fondos fueron reducidos en 2941, la instalación fue rápidamente absorbida por una pequeña comunidad de contrabando formada por ocupantes ilegales y descontentos con el sistema. Conocida hoy como “Front Row”(Primera Fila), la población de la luna tiene un sentido del humor bastante negro sobre el hecho de que serán los primeros en experimentar el proceso de supernova de Tyrol.

A diferencia de Haven (otro asentamiento en Tyrol V) los habitantes de Front Row rara vez son permanentes. Si se buscan bienes ilegales y no se quiere correr el riesgo de una intervención policial, los distribuidores y los proveedores de Front Row son la mejor apuesta. Se ha convertido en un lugar de encuentro con todos, desde narcotraficantes a asesinos a sueldo sin escrúpulos. Sólo hay que ser consciente de un hecho: que es posible encontrarse todo el sistema borrado de los mapas sin previo aviso, por lo que no se recomienda que nunca se realicen paradas demasiado larga…
El segundo y tercer planetas en el sistema son menos dignos de mención. Los científicos creen que Tyrol II fue en un tiempo una súper-Tierra; hoy es núcleo de hierro que no tiene ni siquiera proceso de rotación. Tyrol III, aunque rica en minerales, es un cementerio similar. El debate continúa sobre si se trata de un mundo destruido por la evolución de la estrella o si nunca habría logrado formarse completamente como planeta. Con la excepción de expediciones de científicos que estudian la superficie, no hay ninguna razón para intentar un aterrizaje en Tyrol III.

Franja media del sistema

En época lejana, Tyrol contaba con una franja verde saludable, que incluía tanto el campo de asteroides del sistema como el cuarto planeta. El campo de asteroides, es particularmente denso y probablemente se habría convertido en un planeta si hubiese contado con más tiempo para evolucionar. Continúa suministrando decenas de valiosos minerales, que son explorados por aquellos mineros que tienen recursos suficientes para traer su propio equipo (Sin miedo a operar en un sistema sin ley). Se especula que Tyrol IV fue un gigante de gas que ha perdió eventualmente su atmósfera por completo. Fue inicialmente, una fuente de piedras preciosas generadas por un exceso de presión de gas; aunque a día de hoy, sus valiosos recursos son mucho más difíciles de encontrar.

 Tyrol V (Haven)

Un posible candidato a “mundo más interesante” en el Sistema de Tyrol, es su quinto planeta. “Haven” (Refugio/Puerto), situado en Tyrol V, es interesante por una sencilla razón – el hecho de que tiene lugareños. Anteriormente una bola de hielo, la superficie de Haven se derritió por la evolución de la estrella. Lo que queda es una roca desolada, serpenteaba por abismos en la superficie y cavernas subterráneas gigantes, generadas durante milenios bajo el hielo.
Es aquí, oculto bajo el ahora calor opresivo de la superficie, que una mezcla peculiar de: colonos, proscritos y nihilistas tienen sus hogares. En la cultura popular, Haven está considerada la “última oportunidad” para los irredimibles: un hogar para aquellos que ya no pueden hacer su camino en el universo civilizado y los que ya no lo desean. La amenaza siempre presente de supernova se cierne sobre la cultura planetaria, pero se trata en última instancia por los habitantes, como un hecho de vida. La población no gasta sus recursos en prever ninguna situación, no se gastan sus bienes en transportes de evacuación o en sistemas de alerta para la prevención; si alguien ha elegido vivir entre los renegados de Haven, es que ya ha debido hacer las paces con todo, en un mundo capaz de apagarse en cualquier instante inesperado.
Se advierte a los visitantes de no dejar las zonas de sombra de Haven sin blindaje térmico pesado. Un humano no puede sobrevivir sin protección si se expone a la superficie del planeta.

Planetas externos

El sexto planeta del Sistema Tyrol es un gigante de gas típico, al estilo de Júpiter. Una agitada masa de hidrógeno y helio. Tyrol VI, hasta el momento, ha sido mínimamente afectado por el declive de la estrella. El planeta es utilizado con frecuencia como gasolinera por aquellos lo suficientemente locos como para transitar tan lejos en el sistema, pero no existen refinerías adecuadas. Científicos independientes han camuflado una plataforma de transmisiones holográficas (de alta tecnología) dentro de un asteroide. El objetivo es el de grabar lo que probablemente será un impresionante espectáculo de luz, si la supernova finalmente inflama la atmósfera del planeta (Aunque se dice que la comunidad astrofísica está dividida en cuanto a si esto va a ocurrir o no.)
El último planeta en Tyrol es un pequeño protoplaneta cuyo estatus formal es objeto de acalorados debates entre los pocos a los que les importa. “Seven” (como se le conoce en el sistema), indistintamente de ser un planeta o no, se espera que sea el único objeto en órbita que no se vea afectado inmediatamente cuando la estrella se convierta en nova. Varias universidades han discutido sobre la posibilidad de convertir el planetoide en una base tripulada permanente, a partir de la cual el proceso se puedría observar de forma segura, aunque nadie ha conseguido la financiación necesaria para tal empresa.

Share This:

error: ¡Contenido de OP!